Fisioterapia de alta competición a tu alcance


  Contacto : 91 313 38 40 | 91 782 65 82

epte

EPTE: Vuelve a disfrutar sin molestias

Si eres deportista, te gusta salir a correr, jugar al padel,… quizás sepas que una tendinitis puede no sólo ser dolorosa, sino obligarte a abandonar la práctica del deporte durante una buena temporada. Algunos movimientos repetitivos, una mala educación postural y el sobreesfuerzo son algunos de los causantes de las temidas tendinitis y tendinosis, un problema que en ocasiones acaba cronificando. En verano tenemos más tiempo para practicar deporte… y desgraciadamente, también para lesionarnos.

Una tendinitis es en realidad una inflamación o hinchazón del tendón. La mayoría de tendinopatías que afectan a deportistas no son, en realidad, una tendinitis, sino una tendinosis. Afecta al tendón, que está degenerado, provocando dolor y limitando la actividad del que lo padece. Su causa es conocida por el deportista que sufre la lesión: sobrecargas, contusiones,… No sólo se trata de una cuestión de deportistas amateurs: sufrir una tendinitis o una tendinosis también afecta a los deportistas de élite.

En el caso de las lesiones running, sin duda las tendinitis o tendinosis son un gran quebradero de cabeza. Una de las dolencias que afecta a muchos los corredores (deportistas), los problemas en los tendones (tendón de Aquiles, fascia plantar, pubis), pueden agravarse con la práctica prolongada en el tiempo, y sin un tratamiento de la tendinitis o tendinosis a tiempo. Un porcentaje importante de las visitas a las consultas de fisioterapia tienen que ver con las dolencias en los tendones.

Según un estudio, casi de la mitad de los corredores de larga distancia tendrán algún tipo de tendinopatía en el tendón de Aquiles pasados los 50 años. Este tendón, el de mayor tamaño del organismo humano, sufre el estrés y la presión de la práctica deportiva. Esta molestia puede apartar al atleta de la práctica deportiva amateur. Una técnica con gran proyección en los últimos años es la electrólisis percutánea terapéutica, con un porcentaje de recuperación cercano al 100% de los casos.

La electrólisis percutánea terapéutica es una técnica mediante la cual se aplican microcorrientes prácticamente indoloras para recuperar el tendón dañado. Es el propio organismo el que regenera el tejido sin necesidad de fármacos (ni antiinflamatorios, ni analgésicos), en un período de tiempo mucho más corto que con otras técnicas tradicionales. La duración media del tratamiento suele durar 5 semanas. Esto supone volver a competir, a practicar tu deporte favorito, hacer vida normal… sin el lastre del dolor, de esa tendinitis (o tendinosis) que te lleva de cabeza.

¿Tienes tendinitis? Puedes tener tu respuesta cerca de ti. Busca tu centro homologado. 

¿Qué es un centro homologado EPTE®, y cómo me puede ayudar en una tendinitis o tendinosis?

Un centro homologado EPTE® es una clínica de fisioterapia o un hospital en el que cuenta con el dispositivo de electrólisis percutánea terapéutica EPTE® y un profesional formado para aplicar EPTE, la solución a tenditis en Aquiles, codo, fascia plantar, supraespinoso, rotuliano… Rápida, con microcorrientes indoloras, y por supuesto segura. Varias clínicas y hospitales están aplicando la electrólisis percutánea terapéutica EPTE® y forman parte de la red de centros homologados. EPTE® es la solución para deportistas, una técnica efectiva e indolora. No esperes más: con EPTE®, recupera tu vida. Seguro que tienes uno cerca de ti.

Tendinitis y tendinosis: ¿cuál es el término adecuado?

Tendinitis es el nombre más habitual con el que se conocen las lesiones tendinosas que solían considerarse una inflamación del tendón debido a diversas causas. Sin embargo, es un término en desuso, frebte al de tendinosis otendinopatías (que englobaría el resto de términos). La tendinditis, de acuerdo con su definición, sería considerada una irritación o hinchazón del tendón. Sin embargo, múltiples investigaciones concluyen que en la mayoría de ocasiones no existía inflamación en el tendón, o existía en la zona que rodea al mismo. No existía, por tanto, inflamación subyacente y el término tendinitis se estaría usando incorrectamente. La tendinitis es poco frecuentes en lesiones por sobrecarga (que causan la tendinosis y que son la causa de un alto porcentaje de consultas en el fisioterapeuta). Sí que existe casos de tendinitis en enfermedades inflamatorias con afectación osteoarticular. En el caso de la tendinosis, debido a un sobreuso del tendón, apreciamos una degeneración de este tendón, debido a la edad, a microtraumatismos repetidos o por problemas vasculares. En ocasiones, a pesar de existir esta degeneración no se manifiestan síntomas.