Fisioterapia de alta competición a tu alcance


  Contacto : 91 313 38 40 | 91 782 65 82

electrólisis percutánea terapéutica

EPTE® Electrolisis Percutánea Terapéutica: ¿Cuándo, cómo y porqué utilizarla?

¿Cuántas veces nos hemos desesperado por una lesión que parece no terminar de curarse?
En el campo de la Fisioterapia, se innova contínuamente, y uno de esos tratamientos que han llegado como agua caída de mayo, no solo para deportistas, sino para cualquier paciente, es la técnica de
Electrolisis Percutánea Terapéutica, EPTE®

Cuando padecemos tendinopatías, o roturas de fibras musculares, el fisioterapeuta evalua el alcance de la lesión; si el tratamiento conservador no está dando los resultados deseados, o bien hablamos de una lesión crónica o en estado agudo, el fisioterapeuta estudia el daño, y mediante una ecografía, determina la necesidad y/o ventaja de utilizar esta técnica.
Quizá, al leer ‘Electrolisis’, se te ha venido a la mente la depilación eléctrica. Vas bien. El principio es parecido. En el caso que nos ocupa, La EPTE® consiste en aplicar microcorrientes de baja intensidad. Para ello, se utiliza una aguja de acupuntura para acceder al tejido blando dañado y se destruye el tejido degradado o degenerado. Esto nos va a provocar una inflamación, pues, al fin y al cabo, estamos introduciendo una corriente percutánea y descomponiendo los tejidos elegidos; también, como es lógico, notaremos que la zona tratada se calienta como consecuencia de la terapia. Es normal.
El estímulo electrico provocará que notaréis un leve cosquilleo en la zona tratada. Se modula la intensidad, porque cada paciente es único.

El motivo de usar esta técnica avanzada es, sencillamente, porque es más efectiva y rápida en la recuperación que la terapia tradicional.
Los tiempos de recuperación se van a acortar sensiblemente. En unas 48 horas, podremos observar una recuperación de movilidad e incluso un ansiado alivio del dolor.
El equipo de electrólisis percutánea terapéutica consigue unos magníficos resultados, al tratarse de una técnica ecoguiada, así vamos directamente al punto que nos interesa con una precisión total.
La mayoría de las tendinitis se vuelven crónicas, y ya podemos decir que tiene cura. Hablamos de, por ejemplo, tendinopatías Rotuliana, del Supraespinoso o Manguito Rotador, picondílea/epitroclear, glútea e isquiotibial, aquilea, pata de ganso… La Fascitis Plantar; para los deportistas, especialmente, las lesiones musculares o roturas de fibra muscular.

El tratamiento también está indicado para el síndrome del túnel carpiano y tarso, dolorosos donde los haya, y que generalmente se ven abocados a la cirujía.

2 Comments
  1. No habia vuelto a leer tu blog por un tiempo, porque me pareció que era pesado, pero los últimos posts son de buena calidad, así que supongo que voy a añadirte a mi lista de sitios web cotidiana. Te lo mereces amigo. 🙂

    Saludos

  2. Estoy sorprendido de encontrar esta web. Quería daros las gracias por publicar esta maravilla. Sin duda he saboreado cada pedacito de ella. Os te tengo en la lista para ver más cosas nuevas de esta web .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *