Fisioterapia de alta competición a tu alcance


  Contacto : 91 313 38 40 | 91 782 65 82

electrolisis percutánea terapéutica

EPTE – Electrolisis Percutánea Terapéutica: Aspectos fundamentales

La Electrolisis Percutánea Terapéutica es un novedoso tratamiento, en el campo de la fisioterapia, para el tratamiento de las tendinopatías, tendinitis y tendinosis. Su fundamento es parecido al conocido método E.P.I., Electrolisis Percutánea Intramuscular, pero, gracias a que la EPTE permite la modulación de la intensidad y otros parámetros que permite modificar la duración del estímulo, y al uso de un tipo de corrientes de baja intensidad, se produce un estímulo eléctrico que activa el proceso regenerativo que se encuentra ralentizado, por ejemplo, en las tendinopatías crónicas.

La Electrolisis percutánea terapéutica produce excelentes resultados en los tratamientos, ya que se trata de una técnica indolora para los pacientes, de aplicación rápida y precisa, que resulta muy efectiva, gracias al acortamiento de los plazos de recuperación de las lesiones. Especialmente recomendada para el tratamiento del tendón del supraespinoso, rotuliano, de Aquiles, del epicóndilo, entre otros. Este método de recuperación de las lesiones es utilizado por un amplio espectro de la población, así, los deportistas de élite, las amas de casa o los trabajadores de distintos sectores, recurren a esta técnica, para recuperar su movilidad, mitigar o aliviar el dolor y para recuperarse de sus lesiones sin dolor. Aunque, no es recomendable en las embarazadas, en personas con marcapasos, cuando existan alteraciones neuro-sensitivas, en afecciones cutáneas, en procesos oncológicos, en las prótesis, ni cuando se padece tromboflebitis.

El método de electrolisis consiste en aplicar una corriente galvánica. Se produce una destrucción de los tejidos blandos degenerados sin que los tejidos sanos se vean afectados y sin dolor para los pacientes. Este tratamiento suele aplicarse cuando, tras un período de dolor agudo o crónico, o después de haber fallado los tratamientos conservadores habituales, se estudian y valoran las imágenes de las lesiones, las cuales se obtienen por medio de las ecografías de la zona, y se decide, que el tratamiento de EPTE es una buena opción terapéutica. Se aconseja que durante la aplicación del tratamiento no se deben administrar anti-inflamatorios, ni se debe aplicar hielo. En todo caso, en el tratamiento de cualquier patología tendinosa donde se aplica electrolisis percutánea, lo ideal es complementar con terapia de fisioterapia e incluir una rutina de ejercicios excéntricos para facilitar la regeneración del tendón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *